Tratamiento del Bruxismo

Bruxismo: Rechinamiento de dientes

El bruxismo es un trastorno temporomandibular caracterizado por hacer movimientos masticatorios que no tienen sentido útil, son involuntarios e incluso desconocidos por la propia persona.

Esta enfermedad consiste en el apretamiento y frotamiento excesivo de los dientes entre sí, conduciendo al desgaste de una o más piezas dentarias.

La sobrecarga permanente del bruxismo puede dañar el periodonto así como la estructura de los dientes.

El bruxismo se produce de día en situaciones de tensión psíquica aunque sobre todo por la noche y durante las fases de sueño planas (fase REM).

Normalmente viene acompañado de hipertrofia muscular causando dolor en la zona de cuello, cabeza, hombros y espalda así como también sensibilidad, dolores y ruidos articulares, disfunción mandibular, desajustes oclusales y luxación discondilar.

banner-1459964999

La mayoría de los casos este trastorno está asociado a los siguientes factores:

1) Condiciones oclusales: Los interferencias oclusales son alteraciones en los dientes, que provocan la mala oclusión de los mismos, obligando al organismo a intentar desgastar esas interferencias para conseguir una mejoría en la oclusión.

2) La mala postura: una posición adelantada de la cabeza nos predispone a tener problemas en la zona de la mandíbula.

3) Estrés o tensión emocional: Tiene un papel muy importante en el bruxismo, las personas con este hábito, generalmente soportan altos niveles de estrés y la intensidad de este problema depende del nivel de estrés en cada momento.

4) Deficiencias nutricionales: Cuando existe un índice deficitario de calcio, hipovitaminosis, alteraciones gastrointestinales, parásitos y modificaciones en la presión sanguínea.

5) Condiciones neurológicas
 

Tratamiento

Algunas indicaciones para ayudar a eliminar el bruxismo junto con el tratamiento odontológico son:

  • Seguir una buena alimentación
  • Dormir bien cumpliendo las horas recomendadas.
  • Realizar ejercicio físico.
  • Meditación para ayudar a reducir el estrés.
  • Evitar los alimentos duros y los dulces.
  • Aplicar hielo o paños calientes en el área donde está localizado el dolor.
  • Masajear la zona afectada.

 

bruxismoCumpliendo las indicaciones anteriormente mencionados, se complementa el tratamiento odontológico con el especialista en trastornos temporo-mandibulares, el cual mediante el diagnóstico establecerá el tratamiento adecuado.

El método más empleado es la confección de placa o férulas oclusales, ayudan a proteger las áreas de contacto dental interoclusal y así controlar las fuerzas aplicadas sobre los músculos masticatorios durante el bruxismo.
Esta férula se emplea para corregir el hábito de bruxar y disminuir el hipertonismo muscular (sobre todo en los músculos masetero y temporal).

No se admiten más comentarios